Con la máscara puesta

Artículo Diario Burgos 26 de abril 2000

Conchita Ferrando gana el I premio de Poesía <<El Carnaval>> de Cartagena

Burgos.- La escritora burgalesa Conchita Ferrando de la Lama ha ganado el Iº premio de Poesía

 <<El Carnaval>> convocado en Cartagena (Murcia) con una composición titulada

 <<Con la máscara puesta>>.

La obra ha suscitado el interés de la Escuela de Teatro de Murcia que estudia

la posibilidad de efectuar un montaje teatral, combinando el verso con música y ballet,

basado en ella.

Conchita Ferrando de la Lama también ha sido seleccionada por Ediciones Pegamar

parte de la Antología Hispanoamericana <<Homenaje a Borges 2000>>.

Esta editorial también incluyó poemas de Conchita Ferrando en su antología

<<Homenaje a Alfonsina Storni, que ha sido ampliamente difundida, incluso por Internet.

La actividad de esta escritora continúa con publicaciones de artículos en revistas especializadas

y colabora con <<Biblioteca 2000>> de Sevilla.

Fue una gélida fiesta,

en Carnaval.

Hundiste tu puñal de blanco nardo

en la altiva

alzabara de mi pecho.

Brotó la sangre roja de la adelfa

y en el último aliento

de la tarde,

murió la luz del sol,

nació la noche.

Y yo me levanté con otro rostro

de misterio,

con la máscara puesta.

Mis pasos eran leves como el aire.

Vesti la túnica del Mare Nostrum.

Tomé el casco de Palas Atenea.

Dancé n el fuego de los Carnavales.

Me sentí poderosa e invencible.

Recorrí los castillos

y las chozas;

las calles,

los jardines y los templos

custodiados por muros inviolables.

La ciudad se hizo abierta

ante mis pasos

se entrego al Carnaval

y a sus hechizos.

Mi mano y mi antifaz

me hicieron libre.

Las cadenas del cuerpo se rompieron.

Los versos se apropiaron de la noche;

risas, quejidos,

susurros y canciones

formaron rojos círculos de fuego.

Ni alzabara

ni adelfa vulnerable,

alcé mi vuelo

de Sultana herda,

con los «mantos azules» de la sierra

con alas

de dragón y mariposa.

La fuerza subterránea de los ritos

extendió el sortilegio por la playa,

al vaivén de los besos del abismo.

Abrazados

los pinos y las Ninfas

cambiaron sus vestidos por cristales.

Desearon ser

roca milenaria;

explosión de destellos

minerales,

y volaron así hasta la bahía.

Quedaron en su puerto,

disfrazados

de faros luminosos en su costa;

de estrellas

y colinas en corona,

para dar a las máscaras su risa

y a las olas

la sal de su cintura.

¡Quiero seguir con mi antifaz!.

Soñando

con la danza del mar

a media noche

que libere la sangre de mi herida,

meciendo la palmera

de mi cuerpo

invisible, ligero e inmortal.

¡Que siga el Carnaval!

¡Que no termine!

Que el rostro de la luna se haga

nuestro, dejando el cielo

negro, de obsidiana,

roto, desnudo, ciego y en silencio,

robándole sus cantos a la mar…

Por Conchita Ferrando de Lama

Suyo soy

Suyo soy

Estoy en ella

y juntos despertamos con la luz

en el salto del ángel,

caminando por el paisaje

de alta frecuencia

de la Historia.

¡Corazón de silencios claros

de mi generación!

Somos púlsar de transmisión

del delfín alado.

Mordisco de naranja del espacio

con vibración de rock.

Pisamos con fuerza

en la erosión del viento,

en los ojos del suelo de la luna,

rescatada

de las ondas hercianas y sonoras.

Medimos los deltas de los ríos

desde el palco

del vuelo 507 New York – París

Tomamos en las manos lo preciso:

Un té, un poema,

unas riendas atómicas,

la quinta dimensión.

Huracanes en vídeo,

con las alas sangrantes

de Kennedy.

Con la aurora del sol

en los ojos de John Glenn.

¡La luz y color

de nuestras emociones al galope!

Con guerras en directo

y coches más veloces.

Con el vuelo de Blume…. sin final…

…Y un lazo de contraste

que nos une y nos aprieta

en el bucle del reactor de la genética…

Porque vivo a su ritmo,

me siento carne y alma

y pertenezco totalmente

a mi generación

Conchita Ferrando de la Lama

 

 

Revista Luces y Sombras 1998

Una chispa de voz

«Salta una chispa.
Crece su reflejo, silencioso,
paso a paso,
como la hierba
alrededor de los abetos,
extendiendo su ramaje florecido,
dividiendo su luz
en mil destellos, condensados
en la copa de ámbar
donde beben las gaviotas
cada tarde, para encender
la nieve de su pecho,
alejándose luego
como velas de mármol,
caliente el corazón,
porque una voz les ofreció
el néctar transparente
de sus versos . «


ooOoo Jaloque ooOoo

CONTACTO

Si deseas contactar conmigo, ya sea para alguna duda o sugerencia, estaré encantada de responderte.

Escríbeme un mensaje a la siguiente dirección email indicando tu nombre y mensaje y te responderé lo más pronto posible :

conchitaferrando@hotmail.com

Muchas gracias por visitar mi página : jaloque.net